Homenaje a colegas en sus 30 años de profesión

Homenaje a colegas en sus 30 años de profesión

El CALZ entregó las medallas a los colegas que cumplieron tres décadas como abogados. El tradicional Vino de Honor estuvo encabezado por la Dra. María Victoria Lorences, presidente del Colegio y estuvo acompañada por  las Dras. Daniela Greco, secretaria; Mónica Del Bene, prosecretaria y el Dr. Mariano Liñán, vicepresidente II.  También estuvieron presentes el rector de la UNLZ, Diego Molea; la decana de la Facultad de Derecho de la UNLZ, María Fernanda Vazquez; miembros del Consejo Directivo, matriculados y familiares.

Los Dres. Alberto Biglieri y Alejandro Tulio pronunciaron un discurso en representación de los abogados.  “Nosotros nos sentimos en nuestra casa, trabajamos mucho en este colegio. Creemos que la conducción que encabeza María Victoria Lorences hace honor y honra a los que nos tocó en algún momento conducir el CALZ”, señaló Biglieri. En tanto Tulio reflexionó: “En el ejercicio de la profesión estamos muy solos, no tenemos agremiación.  Estaríamos mucho más solos sin un colegio que nos reúne para lo institucional, y que también presta servicios, se preocupa por nuestros derechos.  Hay cada día más problemas, ejercer la profesión sería imposible si no estuviéramos organizados colegialmente como estamos. Hoy celebramos 30 años tratando de resolver problemas de los demás, ganando nuestro sustento honorablemente y no aprovechándonos de los problemas de los demás”.

Luego de entregar el reconocimiento a los profesionales, la Dra. Lorences se dirigió a los presentes y señaló que la “esta es la ceremonia más emotiva, porque es la que merece un balance, para ver qué pasó hacia atrás y para continuar con esta hermosa profesión”.

Al dirigirse a los homenajeados destacó que “este colegio quiso abrazarlos permanentemente  en el ejercicio de la abogacía, quiso ayudarlos, con aciertos y errores lo seguimos haciendo.  Gracias a ustedes este colegio es lo que es, una referencia dentro de la provincia de Buenos Aires”.

Posteriormente, la titular del CALZ habló sobre la unión dentro de la profesión, ya que “sería todo muchísimo más difícil sin un colegio, si no estuviésemos unidos”. En este sentido, agregó que “desde el colegio, con este granito de arena, intentamos desde esta gestión y las anteriores,  que esa individualidad genere una comunión con el resto de los colegas”.

Hacia el final observó que “hacemos nuestro trabajo bastante bien porque encontrarlos hoy, alegrándose de seguir participando, entendiendo el sentido de la colegiación, con un fuerte sentido de pertenencia que tienen para con el CALZ, es un sueño cumplido. Esperemos que el balance a partir de hoy sea positivo”.

Por último, los abogados y sus familias disfrutaron de un brindis y del reencuentro con colegas.