Debate sobre violencia de género

Debate sobre violencia de género

Especialistas de distintas áreas disertaron en el Colegio sobre esta problemática. La conferencia fue presentada por la Dra. Carla Bartucci, presidenta de la Comisión de Género, quien agradeció “la participación en un evento sobre esta temática tan importante para nosotros”.

“El objetivo es profundizar sobre la cuestión a través del vasto conocimiento de nuestros expositores”, afirmó e invitó a todos a ser “agentes de difusión”. “Estamos comenzando con el cambio”, destacó.

La primera en tomar la palabra fue la Dra. Alicia Taliercio, titular del Juzgado de Familia Nº 12 de Lomas de Zamora y directora del Instituto de Derecho de Familia del CALZ, quien abordó los puntos en común de la legislación actual.

En ese sentido, resaltó que “tenemos que formar formadores. Tiene que conocerse en todas partes”.

Por otro lado, comentó los pasos a seguir para realizar las denuncias y remarcó que “no hay que agregar violencia institucional a la violencia doméstica que padecen las víctimas”.

Además, aseveró que “la tarea es ardua y larga, no sabemos cuándo termina”, pero que “en cuestiones de violencia si no actuamos a tiempo, puede ser fatal”.

Seguidamente, la Dra. Mariana Gallego, abogada especialista en Derecho de Familia, expresó que “el rol del abogado muchas veces debe suplir las falencias institucionales”.

La profesional, que contó cómo realiza su trabajo, explicó que “la violencia de género es también un delito, aunque muchas veces los abogados lo tratemos por separado”, y añadió: “La justicia penal nos va a dar otras herramientas”.

El último en realizar su exposición fue el Dr. Nicolás Amoroso, juez del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 8 departamental.

“La violencia de género no es una cuestión biológica, sino de poder y cultural”, afirmó.

Por otra parte consideró que se debe “diseñar un protocolo de actuación conjunto con el fuero civil, el abordaje tiene que ser interinstitucional”

“Tenemos que repensar cómo esta cuestión impacta en el derecho”, sostuvo y concluyó: “La violencia de género como parámetro de interpretación llegó para quedarse”.